Viernes 16 , Febrero de 2018

Sinceridad de los aceituneros: "No somos competitivos y estamos hasta las manos"

Es una realidad: no somos competitivos ni haciendo aceite de oliva, un proceso agroindustrial de moderadísimo valor agregado Y en breve no lo seremos -siquiera- vendiendo las aceitunas sin procesar. Los productores olivícolas se encuentran en alerta por las negociaciones de Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). La eliminación de aranceles afecta principalmente a Catamarca, La Rioja, Mendoza, San Juan. Pero también impacta en empresas y fincas del noroeste cordobés.

Image description

La Federación Olivícola Argentina (FOA), junto a sus Cámaras y Asociaciones de cada provincia productora lanzaron un comunicado donde piden excluir al aceite de oliva, y no descartan incluir también las aceitunas para consumo, del acuerdo que contempla la quita absoluta de aranceles al proveniente de Europa. Según los actores del sector, significaría "el fin de la industria local".

"No somos competitivos por el alto costo de mano de obra agrícola y, en especial, de la logística; a lo que se suma que aquí no hay subsidios agrícolas. Estamos hasta las manos", argumentaron a InfoNegocios fuentes del sector.

Los productores extranjeros pagan una alícuota del 10% para el aceite de oliva y del 14% para la aceituna de mesa para entrar a Brasil y, aún así, algunos llegan a precios más competitivos que los argentinos.

El año pasado los exportadores perdieron mucho en mano de los egipcios, cuyas exportaciones al país vecino crecieron 250% desde 2014 a 2017. Pese a pagar esos aranceles los precios de los egipcios (que duplican la producción argentina) eran mejores que los de aceiteros locales.

La industria olivícola -principal rubro en agroindustria de Catamarca y La Rioja y segundo en Mendoza y San Juan- exporta el 80% de su producción de aceitunas de mesa y aceite de oliva.

El aceite de oliva está incluido en la lista de excepciones de Argentina al Arancel Externo Común (AEC). Eso significa que podrían aplicarse alícuotas de ingreso al país aún luego de concretarse el Tratado de Libre Comercio. Ese recurso ya se usó y permite un arancel compensatorio de hasta el 35% lo cual demuestra que lejos está de la competencia global esta economía regional. (GL)

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: