Miércoles 22 , Noviembre de 2017

Habla el DT del equipo campeón (Pablo Di Si, presidente de Volkswagen Argentina en IN Semanal)

Aunque recién van jugados los primeros 45 minutos del partido de este año, VW ya se encamina a ser nuevamente la marca campeona en patentamiento en Argentina, con un market share que ronda el 17% en un mercado cada vez con más jugadores y oferta de modelos.

Image description
De las 60.000 Amarok que hacemos en Argentina, 20.000 son mercado interno y de las 40.000 que exportamos 65% no van a Brasil.
Image description
Trajimos una nueva versión del Up, el Pepper, para aquellos amantes de lo picante, con más de 100 CV: cuando lo probás te das cuenta.
Image description
En el 2020 vamos a lanzar el ID, que es un auto eléctrico -pensado desde cero- con 800 km de autonomía.

Con un Gol imbatible entre los autos “entry level”, la marca alemana consolida también la oferta con Up! y son fuertes en su segmento con Suran y la pickup Amarok, en ambos casos en el segundo lugar.

La mirada del Presidente de Volkswagen Argentina sobre el presente y el futuro de la industria automotriz en este mano a mano con IN Semanal.

Promedia un año que pinta para las 780.000 unidades patentadas, con una Argentina reinsertada en el mundo; empezamos a ser atractivos para varios sectores industriales, y supongo que en lo automotriz también…
Sí, es un año muy interesante, estoy muy optimista desde el comienzo del año, cuando dije que el mercado iba a crecer entre un 10 y 15%, y lo mantengo. Si seguimos teniendo viento a favor podemos llegar hasta 800.000 (patentamientos). Obviamente hay una combinación de factores, desde la reinserción en el mundo, el blanqueo y también que los autos no han aumentado a la par de la inflación en los últimos 18 meses. Son muchos los factores que han ayudado a que el mercado tenga este fortalecimiento.

En ese marco, ¿vienen consolidados para repetir un año más de liderazgo?
Sí, es el mérito del equipo. Planeamos y pensamos cómo iba a ser el mercado desde septiembre del año pasado. Había que jugársela, el equipo lo vió, pusimos un plan en marcha con la red de concesionarios y funcionó bien. Pero yo siempre digo que todavía falta para terminar el partido. Los competidores son muy serios, muy profesionales, así que nunca hay que cantar victoria antes de tiempo.

Además de las ventas en el mercado interno, mayo mostró un repunte de producción, ¿eso lo ves como tendencia o algo que hay que mirar con cautela?
Lo veo como algo muy positivo. Los primeros cuatro meses fueron preocupantes para la producción, porque Brasil seguía en caída y los dos mercados no se recuperaban. Mayo fue el primer mes que Brasil se estabiliza y vemos -tanto en Volkswagen como en otros terminales- que la producción aumenta para otros destinos. Al dejar de caer Brasil y aumentar el volumen en otros lados, ambas cosas ayudan a la industria nacional y a Argentina.
Te doy un dato sobre Volkswagen: en el año vamos a producir aproximadamente unas 60.000 Amaroks. De esas 60.000, 20.000 son para el mercado argentino, o sea que exportamos 40.000. De esas 40.000, el 65% no son para Brasil.

Pareciera que -a la industria- le hacía falta que Brasil entrara en una crisis para salir a buscar nuevas oportunidades, ¿no?
Sí, creo que muchos nos dormimos, me incluyo a mí y a la empresa. Nosotros siempre hemos sido la terminal más diversificada, pero eso no quiere decir que estamos bien. El tema con Brasil es que el volumen del mercado brasilero es muy relevante.

La plataforma de autos de entrada ha tenido en los competidores algunos movimientos interesantes, pero ustedes siguen con un caballito de batalla muy afianzado como el Gol y también el Up, ¿va a haber novedades para ese segmento?
Mirá, nosotros siempre tenemos como objetivo el liderazgo de mercado, y tener autos ganadores por segmento en esta gama de portafolios -que es amplia- es sumamente importante. El Gol y el Up continúan con la importancia que tienen. En el Salón (del Automóvil) estar presentando una versión del Up, que es el Up Pepper. Es un auto que tiene seguridad de NCAP y la tecnología e innovación del Up, pero para aquellos amantes de lo picante: es un auto que tiene 101 caballos de potencia y es muy ágil. Es difícil explicar esto con palabras, pero una vez que lo manejas ahí te das cuenta lo divertido que es.

¿Te sorprendió lo agresivo que fue Renault en Brasil con la comunicación del Kwid haciendo una comparación directa contra el Up?
La competencia siempre hace este tipo de cosas, nosotros también se la devolvimos. Mientras sea profesional y con respeto, es parte del juego y creo que es saludable

El gobierno movió las fichas en lo que es la promoción del auto eléctrico, estableció una baja impositiva y cupos ¿cómo ven eso desde Volkswagen?
Muy positivo. El gobierno se movió muy rápido, es algo que nosotros veníamos conversando  y es fundamental. Antes de que se cambie la ley, trajimos el Golf eléctrico y el híbrido el año pasado. Creo que esto es un inicio para que el consumidor argentino pueda experimentarlo a un precio razonable. Obvio que es un poco más caro que el auto a combustión, pero cuando le ponías el impuesto se iba ridículamente arriba y nadie lo iba a comprar. Así que esto es un buen inicio, pero también hay que crear el ecosistema, no solo traer el auto eléctrico. Nosotros estamos trabajando con las estaciones de servicios, con socios de energía eléctrica, con los concesionarios, porque no es solamente traerlo, porque si llega a haber un problema -que los va a haber- tiene que haber mano de obra calificada. Hay que tener cuidado porque al ser auto eléctrico el tema de los los voltajes es peligroso. Hay una serie de cuidados que necesitamos tomar como sociedad, y obviamente como Volkswagen.

¿El futuro del automóvil es eléctrico?
Sí, la estrategia 2025 de Volkswagen -a nivel mundial- es el auto eléctrico y autónomo, y queremos ser el líder de movilidad sustentable. Esto tiene varias aristas, primero que ser sustentable, eléctrico. Para el 2020 vamos a lanzar el ID, que es un auto eléctrico de 800 km de autonomía. Hasta el 2025 queremos tener más de 1 millón de autos eléctricos a nivel mundial, es una apuesta muy fuerte del grupo. Yo siempre digo que los autos eléctricos de hoy en día nacieron a combustión y fueron adaptados a ser eléctricos. A partir del 2020 empiezan a salir a la calle autos eléctricos, pensados desde cero como eléctricos. Y el espacio interior es otro, va a ser una revolución difícil de parar.

¿Cómo viene la red comercial?
Nuestra red comercial es imparable: somos guerreros, tenemos un diálogo excelente, muy próximos, eso no quiere decir que estamos siempre de acuerdo pero tenemos un ida y vuelta muy transparente. Es una fortaleza que tenemos: tengo mucho respeto y hasta cariño por la red.

¿Está bien el tamaño que está?
Siempre se puede mejorar. Sí tenemos una muy buena red, se puede hacer ajustes, pero no es que precisamos adicionar mucho.

Muchas categorías se han movido mucho hacia el comercio electrónico, pero la venta de autos no tanto… ¿cómo ves el tema?
La tecnología digital tiene que ayudar más que nada a los consumidores, porque cuando un consumidor va a la concesionaria, es importante que vaya bien informado para poder tener un contacto más directo con el vendedor. Tiene que ser una herramienta para facilitar la vida. Hay clientes que llegan a la concesionaria y quieren mirarlo, tocarlo, experimentarlo, y hay clientes que no. Entonces le tenemos que dar la posibilidad al cliente de que existe esa plataforma digital.

Siempre los argentinos nos quejamos de que los autos acá son caros y hay un montón de explicaciones para eso. Cuando las empresas ven hacia adentro de las organizaciones, ¿en qué cosas te parece que hay terreno para lograr mayor eficiencia de costos?
Este es un tema fundamental. Primero, lo que vos decis, mirándonos el propio ombligo, y ver la productividad y eficiencia que tenemos. Por lo menos desde Volkswagen no estoy contento y es algo que con el equipo estamos trabajando.
Después, Argentina es un país que no es competitivo, por una serie de cuestiones, como las cuestiones tributarias, que no es un problema de este gobierno ni del gobierno anterior, son como 40 años de ineficiencia tributaria. Hay un estudio como Adefa que muestra que - dependiendo del modelo- exportamos por cada auto entre 2.000 a 3.000 dólares en impuestos (ingresos brutos, IVA, impuesto al cheque). Y cuando importamos un auto, por ejemplo de México, viene con cero impuesto: cero (recalca). Entonces claramente tenemos una mochila de 20 kilos arriba nuestro. Lo hemos tratado con el gobierno, tenemos algunas propuestas concretas, hay que esperar.

¿La logística te preocupa?
Logística es también todo un tema, pero ahí lo veo más como una oportunidad donde Argentina puede crecer en muchos proyectos.
También hay mucho que mejorar en la burocracia que tenemos. El auto llega al puerto Zárate y desde ahí hasta que llega a la fábrica pasan 15 días entre que lo miran, revisan auto por auto, y eso). En México, cuando el buque llega a México, le envían electrónicamente toda la información al gobierno tiene la posibilidad de revisar el 100% o lo que el gobierno quiera: llega al puerto y se va. Entonces, claramente tenemos un problema de infraestructura -que lo veo más como una posibilidad- pero tenemos muchísimo que hacer en la reducción de la burocracia.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: