Somos emergentes (y parece que todo se acomoda)

(Por Ignacio Voiron -Mesa de operaciones- TSA Bursatil) Finalmente pasó el tan ansiado 20J y dejó la grata noticia de re incluir a Argentina dentro del selecto grupo de países Emergentes. El Merval marcó picos en cada día, pero la principal noticia es que el nuevo equipo económico parece haber hecho finalmente algo de pie. En un lunes atípico, nos enfocamos en todo lo que pasó en la semana, que entre feriado y selección puede haber quedado de lado y dejamos el ojo atento en lo que viene, ya que en los mercados no hay tregua.

Image description

Lo que pasó

Se nos fue una semana con solo 4 ruedas, por el feriado del miércoles. Lo más insólito es que después de los movimientos y fluctuaciones diarios, el balance es casi neutro. El Merval terminó en los mismos valores que el viernes anterior.

Pasamos de un lunes negro, con una baja del Merval del 9% y una seguridad de que el MSCI iba a pronunciarse en contra de la Argentina, a un martes de esperanza con todos los analistas mundiales diciendo que la decisión aún no estaba tomada y que las perspectivas eran favorables y una recuperación del 5% de los activos; en pleno feriado, la buena noticia y el jueves la algarabía y una nueva suba del 6% (con un pico de casi 8% al arranque). Finalmente el viernes, y con la calma retomando las posiciones, el índice tuvo una corrección del 2% que lo hizo finalizar casi como la semana anterior.

En el medio, y en el otro gran evento de la semana, el BCRA licitó, como cada súper martes, Lebacs, y lo más significativo paso por la súper tasa de 28 días, 47% anual, por encima de toda expectativa y apuntando a domar el mercado cambiario.

Finalmente, si algo positivo nos dejó la semana para la economía nacional y la certidumbre productiva, es que la batería de medidas que ha venido tomando el BCRA y el nuevo gabinete económico parecen haber traído una paz cambiaria. La corrección intra semanal arrojó una caída del tipo de cambio en más de $1 por unidad de moneda extranjera, y el cierre de las pizarras mayoristas mostró al dólar operando por debajo de los $27.

Súper tasas de Lebacs, los US$ frescos del FMI, batería de medidas (encajes y subastas de moneda), la confirmación de emergentes, y un renovado apoyo, fueron demasiado para la resistencia del tipo de cambio, que, finalmente dio el brazo a torcer (aunque sea un poquito).

Lo que viene

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: