Viernes 24 , Noviembre de 2017

Fortalecer redes, el secreto para el desarrollo emprendedor (palabras de Natalia Yubel)

(Por Mónica Nahás) Natalia Yubel es la directora ejecutiva de la Fundación E + E, estudió Comunicación Social y ella misma cree que es, justamente, la comunicación y la vinculación entre personas lo que define su quehacer diario.

Image description

Contanos a qué te dedicas
Me dedico a acompañar y potenciar personas y sus sueños. Y al acompañar los sueños de los otros se van cumpliendo los propios. Siento que tengo un trabajo privilegiado porque el poder comunicarte con otra persona que te comparta cuál es su objetivo, lo que lo motiva, lo que lo apasiona y moviliza realmente y vos poder darle herramientas concretas, algunas que están sistematizadas y otras que vas creando en función de la necesidad de cada uno y ayudarlo que haga realidad su sueño, ese es mi desafío de todos los días.

¿Desde qué lugar haces esto?
Soy directora de Fundación E + E que es una institución que acompaña al desarrollo de emprendedores brindándoles herramientas para que puedan hacer crecer sus emprendimientos.
Comenzamos en el año 2008 con un solo programa de capacitación que era Plan de Negocios orientado a gente que estaba en distintas etapas de su emprendimiento, ya sea en etapa idea o que tuviera un año o quince de funcionamiento, entonces estaba como muy mezclado.

¿Cuáles son las formaciones que ofrece la Fundación E + E?
Actualmente tenemos cinco programas de capacitación para emprendedores y tres están orientados a las distintas etapas de la vida del emprendedor. Uno es para la etapa idea, que es el Transformador de Ideas, cuyo objetivo es validar la idea, modelarla, achicar el margen de error y analizar cuán factible es la implementación de esa idea.

Otro programa es el Plan de Negocios, que ahora está orientado a aquellos que por lo menos tengan un año de funcionamiento en adelante, ya que se tiene sobre que trabajar y llevar a la práctica de manera directa, porque los programas son siempre desde lo vivencial.

Y el otro programa que es para emprendedores más avanzados, de esa forma cubrimos todas las etapas y hay dos programas más que son transversales, atraviesan a cualquier etapa de la vida del emprendedor, que son el programa de formación de ventas y el programa de coaching de negocios que propone trabajar sobre el liderazgo de la persona.

¿Cuál es el proceso para participar de estos programas?
Los programas se dictan con becas completas o medias becas, el emprendedor se tiene que postular, nosotros hacemos una selección muy cuidadosa en la cual intentamos conocerlos un poco a través de un formulario, lo cual es muy complicado, y así hacemos una primera selección. Leemos a todos los que se postulan y después avanzamos en algunas entrevistas personales, y de esa forma vamos otorgando las becas.

Todos los que van cursando forman parte de lo que llamamos Comunidad E + E, que es el espacio para que podamos seguir haciendo sinergia, y que podamos inspirarnos, capacitarnos y vincularnos.
Justamente esos son los ejes sobre los que trabajamos: inspiración, capacitación y vinculación.

¿Cuántas personas se han postulado en el último año?
Este año es la primera vez que abrimos dos convocatorias porque la demanda fue muy alta. El año pasado se presentaron unas seiscientas veinte personas y quedaron seleccionadas ciento cincuenta.
Hoy tenemos una comunidad de emprendedores de más de ochocientas personas, que siguen trabajando con sus emprendimientos, y generando riqueza.
Hay mucha demanda por parte del emprendedor para capacitarse, también afortunadamente, hay mucha oferta de capacitación por parte de instituciones que trabajan muy bien.

¿De todas las personas que se postulan y forman parte de la comunidad E + E qué porcentaje son mujeres qué porcentaje son hombres?
En realidad es bastante parejo, el cuarenta o cincuenta por ciento son emprendimientos liderados por mujeres. De hecho, cada año seleccionamos al “Emprendedor Destacado”, el año pasado fue María Álvarez de Encanto de Olivo y hay muchísimos ejemplos de mujeres que han hecho cambios en su propia vida en pos de su emprendimiento.

¿Has visto cambios en estos años en cuanto a la cantidad de mujeres emprendedoras?
En un principio había muchos más hombres, nosotros en la Fundación fuimos viendo que se iba acercando gente cada vez más preparada y que buscaba más preparación.
Y cada vez son más las mujeres que se acercan, en general con un nivel de preparación alto que siguen buscando herramientas, la mujer nunca se queda, siempre va a más.

¿Cómo concilias tu familia con tu trabajo que te demanda viajes, reuniones y muchas otras cosas?
Es la búsqueda permanente del equilibrio pero no quiere decir que lo haya encontrado todavía, creo que es un poco lo que vivimos todas las mujeres, y no sé si hay muchas que encuentran el equilibrio, si lo buscamos y de eso se trata la vida de ir buscando y generando, algunas veces tenemos días más complicados que otros, tenemos etapas, épocas, pero se trata de hacer acuerdos, fundamentalmente se trata de eso la familia, de hacer acuerdos con tu pareja y con hijos, tengan la edad que tengan.

Creo que para los hijos es bueno ver una mamá que trabaja, que tenga objetivos propios, que sea emprendedora, porque en definitiva no es lo que vos decís sino lo que vos haces.
La familia es como un emprendimiento, es el primer emprendimiento que tiene una mujer o un hombre, y ahí hay que poner en práctica todas las herramientas: trabajo en equipo, acuerdos, mucho diálogo, respeto y tener claro el rol de cada uno.

¿Cómo ves a la mujer emprendedora?
La mujer tiene un espíritu especial, es muy fuerte tiene la capacidad de llevar adelante muchas cosas en paralelo, la familia, el trabajo, los proyectos personales; tiene una sensibilidad especial, y se compromete mucho, no hay medias tintas, quizás deberíamos aprender a focalizar más.

¿Qué herramientas deberíamos incorporar las mujeres para emprender?
Primero que nada, aprender a confiar más en nosotras mismas, sabemos lo que podemos lograr y tenemos conciencia de nuestras capacidades y tenemos que potenciar el trabajar en red.
Para mí la red de las mujeres es muy poderosa, es levantar un teléfono, no hay protocolos de por medio, somos tribales, somos parte de la tribu y nos facilitamos cosas, forma parte de nuestro día a día y en nosotras fluye esto de trabajar colaborativamente.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: