Viernes 17 , Noviembre de 2017

Potenciar las cualidades individuales, una fortaleza estratégica (socios que encajan como piezas de rompecabezas)

(Por Mónica Nahás) Ivana Medina es Licenciada En Comunicación Social, de la Universidad Nacional de Córdoba, se especializó en el área gráfica y en Comunicación Institucional. Es socia de la consultora Alejandro Carrizo Comunicación Estratégica, especialistas en gestión de prensa y comunicación estratégica para las empresas.

Image description

En la consultora están abocados en brindar soluciones a la comunicación de sus clientes; abarcando todas las áreas. Acompañan a las empresas en presentaciones de productos y en la gestión de prensa, es decir, vinculan compañías y medios de comunicación de una manera integral.

Van más allá de la mera publicidad, ya que en muchos casos una nota profesional en los medios adecuados tiene un gran impacto, genera y define la imagen corporativa.

El trabajo que realizan podríamos compararlo con el de un sastre, ya que la comunicación para cada empresa es “a medida”, y alineado con los objetivos de las mismas, este es en definitiva un valor diferencial y sello distintivo de la consultora.

Ivana Medina nació en el interior de la provincia de Córdoba, y desde el año 2002 vive en la capital cordobesa, donde trabaja y formó su familia.

¿Cómo concilias la vida familiar, la pareja, tu hijo con lo laboral?
Ayer justamente estaba haciendo una entrevista a una mujer y aunque la entrevista no rozaba este ámbito, era sobre otros aspectos, pero hablábamos de cómo la mujer en cualquier charla termina preguntando cómo haces para conciliar todas las actividades.

Yo creo que en cierta medida mantenemos un perfecto desequilibrio, porque queremos hacer malabares con todo, queremos que todo nos salga perfecto, la verdad no siempre es posible, es complicado, no es imposible, pero sí complejo, conciliar los horarios del trabajo con los horarios de los hijos, actividades en conjunto con la pareja.

Creo que tratamos de hacer siempre lo mejor que podemos, en mi caso hay días que digo que bien que me sentí hoy con el trabajo, pero me siento mal porque estuve pocas horas con mi hijo y otros días que digo que bueno que me pude quedar con mi hijo porque tenía fiebre, pero me quedo preocupada porque tuve que cancelar reuniones o correr horarios de trabajo.

Influye mucho el apoyo que uno tenga, principalmente de la pareja que colabora y te ayuda en la crianza de tus hijos, también la red de contención familiar, las abuelas, los abuelos, los tíos y las personas que los cuidan o con quien se quedan. En mi caso mi hijo Tobías desde los seis meses va a una guardería, donde han sido impecables, lo cuidan y estamos tranquilos que está bien, que cualquier cosa me avisan. Eso ayuda porque sé que lo dejó ahí y me voy a trabajar tranquila.

Cuando estaba sola, o en pareja, pero no tenía hijos estaba cien por ciento abocada a mi trabajo. Creo que los hijos te ayudan en cierta medida a optimizar tiempos, a administrarlos mejor, a establecer prioridades y si bien uno mantiene los niveles de exigencia y quiere que todo salga bien, en algunas cosas aprende a ceder un poco más. ¡Creo que eso es lo que yo digo el perfecto desequilibrio!

En relación a tu trabajo, que está vinculado a los medios de comunicación ¿cómo ves el rol de la mujer actualmente?
Te voy a ser sincera, creo que hay más presencia femenina, y muy buenas profesionales periodistas y comunicadoras, sin embargo creo que todavía falta la presencia femenina en puestos claves en los medios de comunicación, en los cargos de editoras en medios gráficos, de conductoras de noticieros, tanto en programas de televisión o como de radio.

Justamente el otro día hacía un repaso por distintas radios y medios viendo quien estaba como figura principal en cada medio y en la mayoría de los programas o secciones fuertes la cara visible o el puesto relevante sigue estando a cargo de hombres.

Considerando los cargos directivos, gerenciales, de editores y conductores de los 10 principales medios de Córdoba (gráficos, radiales y televisivos), el 77,5% de los puestos son ocupados por hombres y sólo el 22,5% son ocupados por mujeres, aproximadamente.

Este dato coincide con estadísticas mundiales, que dan cuenta de que en los niveles ejecutivos de las empresas la distribución por género de los cargos directivos es de alrededor de 80% de hombres y 20% mujeres.

¿Crees que la presencia de mujeres en los medios ha ido fortaleciéndose en los últimos años?
Si, creo que la presencia de la mujer en los medios es más fuerte, pero siguen faltando que estén en puestos gerenciales o directivos. Los motivos no lo sé, si es por cuestiones de la empresa o personales, o porque son proyectos que uno toma la decisión casi en familia. Muchas veces la mujer es la contención hacia otro lado. A la mujer ocupar cargos directivos le exige mucho más quizás de lo que le exige al hombre.

Creo que hay que promover más la presencia de la mujer en los puestos altos de los medios de comunicación o en ser las caras visibles.

¿Crees que el liderazgo tiene género?
No. No tiene. Tampoco creo en una cuestión de los géneros tan tajante. Creo que somos complementarios y en esa complementariedad es en la que debemos apoyarnos. Hay cosas que hacen los hombres que las mujeres no podemos hacer y cosas que hacemos las mujeres que los hombres no pueden hacer. No por una cuestión de limitaciones, sino por una cuestión de afinidad.

Creo que debemos apoyarnos para promovernos justamente en esa complementariedad; por ejemplo, en mi trabajo mi socio es un hombre y somos complementarios, conocemos las limitaciones propias y las del otro. Hay cosas en las que él es muy bueno y yo no podría serlo y cosas en las que yo soy mucho mejor que él y las llevo adelante. Nos vamos complementando y con el tiempo hemos ido descubriendo en nuestra empresa que rol va a ocupar cada uno de acuerdo a la situación. Por eso yo defiendo más que nada la complementariedad.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: