Viernes 17 , Noviembre de 2017

Traspasar las pantallas para vender (la vidriera está en Instagram)

(Por Mónica Nahás) Carolina Costa es Licenciada en Marketing, y se especializó en Marketing Digital, es docente en la Universidad Siglo 21. Junto con su hermana Carla -quien es Técnica en Publicidad- crearon una tienda online, Tienda Aló.

Image description

Llevan tres años con este emprendimiento al cual lograron darle un valor diferencial llegando con sus productos a distintos puntos del país y brindando a sus clientes un completo asesoramiento de imagen.

Conocen muy bien su nicho de mercado; han ido más allá de mostrar una prenda en una foto, con creatividad e innovación han creado videos para que sus potenciales clientes puedan saber cuál es el talle adecuado y el estilo para cada ocasión. Con esto han logrado una eficacia de casi un cien por ciento en las ventas, ya que el índice de devolución por parte de los compradores es ínfimo.

- ¿Cuándo comenzaron y cómo fue evolucionando su emprendimiento?
Con Tienda Alo comenzamos en el año 2014 vendiendo indumentaria y fuimos virando. Hoy nuestro concepto es trabajar sobre la autoestima de la mujer desde un lugar más empático que la mayoría de los asesores de imagen.

Nuestra idea no es que se vistan a la moda o estén de punta en blanco todos los días, sino que creamos que la ropa es comunicación; todo lo que te pones es comunicación y la idea es que puedan hacerlo correctamente.

La indumentaria está muy relacionada con la autoestima, muchas veces nos dicen que cuando encuentran algo que les gusta se sienten mejor, y eso es porque hay una conexión entre tu afuera y tu adentro, que sentís que estás mostrando lo que sos por dentro.

Nosotras vendemos indumentaria, pero buscamos cosas más exclusivas de distintas marcas y cuando realizamos un asesoramiento de imagen podemos recomendar incluso que compren en otro lugar.

- ¿Cómo resuelven cosas como la logística, que el producto le llegue al cliente? Y ¿Cómo hacen con los talles para saber cuál es el adecuado?
En nuestra tienda online tenemos muy trabajado el tema de las medidas, de hecho, en los tres años que llevamos con la tienda solo hemos realizado dos cambios de indumentaria.

La idea es que la clienta sepa que va a recibir algo que le va a quedar bien, es un desafío para todas las tiendas vencer al probador; que puedas sentir que estás viendo una foto y eso te va a quedar bien, eso lo trabajamos haciendo videos explicando cómo sacar las medidas, desde cómo agarrar el centímetro y en qué parte del cuerpo hay que tomarlas para saber cómo te queda y también con un chat abierto las veinticuatro horas.

Y con respecto a la logística, tenemos convenios con empresas de distribución de encomiendas, y con distintos servicios de pago.

- ¿Cómo vivieron el proceso de innovación con las ventas online?
Cuando comenzamos tuvimos que vencer la resistencia a las compras online, porque en Argentina todavía no estaba en auge el comercio electrónico.

Cuando la gente venció ese miedo, se hicieron comunes las tiendas online, entonces las ventas se estancaron, no lográbamos crecer. Ahí nos pusimos a pensar que nos faltaba, porque desde los dieciocho años que estábamos trabajando en comercio de indumentaria.

Antes la gente nos seguía, por ejemplo, en Facebook, entonces nos preguntamos qué estaba pasando que no empatizábamos con la gente. Yo soy marketinera y mi hermana es publicista, nosotras estudiamos, hicimos cursos de Marketing Digital y nos pusimos a hacer todo como de manual, es decir, mirábamos cosas más técnicas y lo que nos pasó es que nos despersonalizamos. Es como que le habíamos sacado nuestra esencia.

Cuando nos dimos cuenta de eso, teníamos un gran desafío, para ver cómo hacíamos, ya que no veíamos cara a cara a nuestros clientes, para dar todo eso que sabemos y generar la empatía a través de un aparato.

Hicimos encuestas y nos dimos cuenta de otras inquietudes de la gente, como por ejemplo que la compra de indumentaria está muy ligada a la autoestima, que necesitaban otro acompañamiento.

Bueno ahí dijimos si la gente no compra ropa meramente por el producto, ¿Por qué es solo eso lo que le estamos dando? Entonces sumamos el servicio de asesoramiento de imagen, y empezamos a probar cómo hacerlo y cambiamos el modo de comunicarnos.

Empezamos a dar tips en Instagram, utilizamos las historias como un recurso para asesorar.

Otra cosa que nos decían es que miraban el pronóstico del clima la noche anterior para pensar cómo se podían vestir, desde ahí empezamos a hacer un reporte de clima, buscamos las ciudades más representativas, y en base a eso le recomendamos que se podrían poner. Eso les gustó mucho y empezaron a pedir más, como por ejemplo que pongamos fotos con ideas de qué ponerse. Bueno pronto vamos a tener novedades, algo similar a una revista semanal, con las sugerencias para esa semana según el clima.

Creo que nunca dejamos de ser emprendedoras porque siempre estamos innovando, cambiando, buscando cosas nuevas. Creo que los que somos emprendedores, no solo lo hacemos por el dinero, sino que también lo hacemos por lo que uno entrega a los demás.

- ¿Crees que el liderazgo tiene género?
Yo creo que no, que el liderazgo es una cuestión de competencias y no de género, creo que puede haber distintas competencias de liderazgos, creo que las podés ver en distintas personas, de hecho, en el mundo empresarial se asoció el líder más a un hombre frente a una mujer, pero creo que hay mujeres líderes de toda la vida, mujeres que han marcado un cambio.

Creo que no tiene nada que ver con el género, es una cuestión de competencias de tener algo que te lleve a avanzar y que también otros te acompañen en lo que estás haciendo.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: